Diego Andrés

Diego, Noa y Haizea, vosotros me habéis apoyado y animado mucho y eso es de agradecer. Tú Diego que has tenido que leer los cuentos infinidad de veces… que paciencia, verdad? Pues gracias… porque era necesario y alguien tenía que hacerlo… gracias, gracias, gracias… y a mis pequeñas gracias también, habéis sido mi inspiración.